ope pasquetEn una carta dirigida a familiares, vecinos y medios de prensa, el integrante de Vamos Uruguay y senador de la república, Ope Pasquet, se retractó de sus declaraciones realizadas en la sesión del último jueves de junio de este año, en las que reconoció la responsabilidad de su partido por la decisión de Juan María Bordaberry de disolver las Cámaras el 27 de junio de 1973. En la nueva posición asumida, entiende que su comportamiento anterior fue infantil y poco apropiado para un político uruguayo. A continuación, el texto completo de la carta del senador colorado.

Queridos familiares, vecinos y medios de prensa

El jueves 27 de junio de 2013, durante la Asamblea General convocada por los 40 años del golpe de estado y en una actitud totalmente fuera de contexto, me referí a hechos ocurridos durante el golpe de estado, ocurrido hace 40 años. Como si eso no fuera suficiente, el contenido de mis dichos (infantiles y poco apropiados para un político uruguayo) tuvieron un cierto sesgo autocrítico, cosa inadmisible, cuando todos sabemos que siempre la culpa la tiene el otro. Es por estas razones, que deseo (a través de esta carta) retractarme de lo dicho en la Asamblea General y fijar una nueva posición.

Lamentablemente en los últimos días, nos hemos enfrascado en discusiones sobre el pasado, concentrado en él y no en el futuro. En un principio, pensé que era lo oportuno ya que la sesión fue convocada para recordar un día que forma parte de él. Pero compañeros de mi partido (mucho más lúcidos que yo, por supuesto), me hicieron entender que mi razonamiento era propio de estúpidos, imbéciles e idiotas. Menos mal que me avisaron con tiempo, porque en la sesión del próximo 18 de julio, pensaba hablar de la jura de la constitución de 1830. Ahora sé que debo enfocarme en como se están desarrollando los primeros pasos del Burguer King de 18 y Ejido.

Agradezco profundamente que los líderes de mi partido me mostraran que la frase “la autocrítica bien entendida empieza por casa” forma parte de una lógica tonta, poco madura e indigna de un político. Ahora tengo claro que siempre se puede encontrar un hecho anterior, relacionado al tema, que involucra a los otros, por lo tanto la culpa es de esos otros y no nuestra. Gracias.

Finalmente, quiero dejar constancia de que esta carta es el fruto de mi propia reflexión y de la sana oposición de ideas con mis correligionarios. Para llegar a ella, no existió ningún tipo de insulto o amenaza velada, sólo yo con mi conciencia. De aquí en más, el camino es hacia adelante, hacia el futuro, hacia la felicidad de todos los uruguayos, con un único objetivo: sacar del trono al asesino, desestabilizador y terrorista que nos gobierna actualmente.

Con el aprecio de siempre,

Ope

PD: Por si las cuatro o cinco veces que lo aclaró en su carta no fueran suficientes, quiero afirmar con toda convicción que Pedro es un demócrata a carta cabal.

Seguiremos informando.


Compartir