saqueos(Buenos Aires, Agencia EPS) Después de algunos días de ataques constantes a supermercados de distintos puntos de la Argentina, el equipo periodístico de nuestra agencia encontró a un saqueador de la ciudad de Campana (Provincia de Buenos Aires) que llevó a cabo su acción en tres comercios, y de todos ellos se llevó solamente alimentos. En efecto, Mariano Nahuel Darrospide (42), ingresó a los tres locales comerciales obteniendo, en total, el equivalente a un par de carritos donde sólo se encuentran alimentos no perecederos, agua mineral y algo de fruta.

En entrevista exclusiva de la Agencia EPS, Darrospide dio las explicaciones que lo llevó a tomar una decisión tan extraña: “Me lo creí, simplemente fue eso. Varios días viendo las convocatorias (en Facebook y Twitter) del tipo ‘nos están matando de hambre’, ‘este gobierno no nos puede sacar la comida. Vamos por lo que es nuestro’, ‘la alimentación es un derecho humano y vamos a ejercer nuestro derecho’, se me hizo carne el reclamo. Lo sentí propio, honestamente. Cuando me decidí a hacer lo que hice, siempre fue pensando en lo que había leído. Y ahí no había nada de televisores, microondas o tablets…”

Ante la pregunta de porqué no cambió de opinión al ver que otros se llevaban artículos suntuosos, en lugar de alimentos, respondió: “en realidad no los vi. Porque no le voy a mentir: no se puede decir de mí que sea un tipo valiente o corajudo. Me tomé mi tiempo para llegar a los supermercados donde entré, me costó bastante tomar la decisión, en todos los casos. Y cuando llegaba, ya la mayoría de la gente se había ido y entraba al local casi solo”. Después de pensar unos segundos, continuó con el relato: “ahora que lo estoy recordando, en el momento me llamó mucho la atención que las góndolas de alimentos siguieran tan ordenadas, siendo que el resto era un desastre. Pero fue un segundo, después seguí en lo que estaba, tomé lo que entendí que era mío y me fui…”.

Más allá de sus propios actos y de su conciencia, Darrospide hoy padece por una consecuencia que podría considerarse inesperada: “las burlas de la gente del barrio son constantes. En cuanto se enteraron los vecinos, no pararon de reírse de mí y de lo que hice. Sólo mi familia me entiende y me apoya. Estoy pensando seriamente en mudarme, no aguanto más…”.

También se encontró sorprendido al enterarse de lo difícil que había sido dar con una persona en su situación: “¿usted me está diciendo que hay dos personas muertas y que la mayoría de la gente se llevaba electrodomésticos? Evidentemente soy yo el que vivo en un mundo equivocado”, dijo Darrospide dando por finalizada la entrevista, visiblemente emocionado.

Seguiremos informando.


 

Compartir