logo rusia(Por Iñaki Arruaneta) Llegar a Rusia varias semanas antes de que comience el mundial, tiene sus ventajas. Os digo esto porque verdaderamente es hermoso poder conocer el entorno antes de que esto se transforme en un verdadero infierno futbolero. Por ejemplo, si estuvierais aquí en Minks como yo, fliparíais con la más absoluta ausencia de carteles que hablen del mundial y con gente absolutamente ajena al espíritu de la mayor justa deportiva del mundo. Es en este escenario que comenzaré a mostraros pequeñas historias relacionadas al mundial y a su país anfitrión: Rusia.

- Lo primero que debéis saber es que Bielorrusia y Rusia no son el mismo país y que Minks no significa Moscú en ruso. Y si bien los bielorrusos son muy amables y me atendieron muy bien, debo cumplir con mis sponsors. Es por esta razón que me place comunicaros que me encuentro instalado en el país correcto y en la ciudad que corresponde para la tarea que me fue encomendada. Ya tendré tiempo para descubrir quién fue el gracioso que me dio un mapa que tenía a la Unión Soviética y desinstaló el Google Maps de mi móvil.

- Otro hallazgo que me sorprendió, sobre todo viniendo de un conjunto tan prestigioso como Les Luthiers: ¡no saben nada de ruso! Estuve como seis horas intentando comunicarme utilizando frases del tipo “¡Papenko, papenko, niet corrovsky!” y “Oi Gadoñayá”, sin el más mínimo éxito. Si van a venir a Rusia, les recomiendo no tener en cuenta a estos estafadores como asistentes de traducción.

- Una vez instalado en Moscú recibí un manual de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino, por su sigla en español) donde dan consejos para seducir a las chavalas de este país. Hay un punto particularmente interesante en este catálogo que me gustaría destacar. Dice textualmente: “La chicas rusas odian los hombres aburridos”. Esto, doy fe de ello, es verdad. El inconveniente es que la descripción apareció incompleta; debió decir: “La chicas rusas odian los hombres aburridos y adoran a los rusos divertidos. Sobre todo a los rusos grandes y divertidos. A los rusos de manos como martillos, grandes y divertidos. A los rusos que te bajan dos dientes sin transpirar, con sus manos como martillos, grandes y divertidos”. Sinceramente no os recomiendo este manual, una por falta de información y otra porque el costo de las reparaciones dentales, aquí en Rusia, es muy elevado.

- La Plaza Roja de Moscú es decepcionante, si quieren que os diga la verdad. ¡Ni siquiera es una plaza! Y casi me animaría a deciros que no es roja, es más gris que roja. Y si me apuran, el mausoleo de Artigas no tiene nada que envidiarle al de Lenin. Creo que he estado viviendo demasiado tiempo en Uruguay, ya se me pegó el inconformismo. Como sea, eviten visitarla, no se pierden nada.

- Para finalizar esta primera entrega, otro consejo muy importante para quién decida venir a vivir el mundial aquí: no elogien en demasía el vodka polaco. En realidad, en lo posible ni siquiera lo elogien. ¿Vieron los rusos de manos como martillos, grandes y divertidos de un par de comentarios más arriba? Bueno, a ellos les gusta mucho el vodka... ruso. ¿Les conté que los arreglos dentales aquí son muy caros?

Hasta la próxima entrega. Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

Kusturica: "la película de Mujica corre riesgo de no salir por quedarnos sin el apoyo estatal"

Dramático: un joven heterosexual tocó el cartel de Montevideo y se volvió puto

La FIFA prepara una reparación moral y económica a Luis Suárez

Compartir entrada en WhatsApp