avion mujicaEn primera instancia la página web de la presidencia uruguaya y luego el propio presidente Mujica en su audición de M24, anunciaron esta semana que el Poder Ejecutivo aceptará la oferta de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, y comprará la aeronave de la empresa Embraer, para ser utilizada como avión presidencial. La única traba que impedía llevar adelante la negociación (obtención del dinero para la compra y el mantenimiento) fue solucionada con la futura implementación de un nuevo impuesto (el IMHUMO) y con el aporte de las personas que utilicen el avión.

Según el comunicado de la web presidencial, la oportunidad era única: "...el precio solicitado para la venta, por la presidenta Rousseff, es sensiblemente más bajo que el de cualquier avión de similares características. El Poder Ejecutivo entendió que la ocasión era más que oportuna para dar este paso."

Por su parte, José Mujica, dedicó su última audición en la radio M24, a dar detalles de los mecanismos que se utilizarán para financiar la compra y todas las tareas anexas; concretamente adaptar el avión a un uso acorde a la investidura presidencial y su mantenimiento. Dijo Mujica: "en un principio, hablamos con Fernando (Lorenzo), para ver si era posible destinar parte del IRPF o del IVA, por lo menos para comprar el avión. El ministro no nos dijo que no, pero creía que la coyuntura mundial no era la ideal para hacer un movimiento de ese tipo. Es por eso, que en las próximas semanas, vamos a enviar al parlamento un proyecto de ley para implementar el IMHUMO, Impuesto al Humano en Movimiento, que servirá para cubrir parte de los costos". Según pudimos averiguar, el IMHUMO gravará pasajes de viajes, nacionales e internacionales, por tierra mar y aire así como también naftas y peajes. El porcentaje del gravamen no nos fue proporcionado, pero sí se nos dijo que será lo mínimo posible. 

Mujica también agregó, en su audición, que en el caso de que una delegación participe de un viaje oficial utilizando el avión de presidencia, cada integrante deberá abonar un ticket colaboración que se utilizará para el mantenimiento. "Que no se quejen los legisladores, ministros y empresarios. Le vamos a cobrar mucho menos que una empresa low-cost", bromeó.

Repercusiones, sólo en la oposición

El senador Pedro Bordaberry, en su cuenta de Twitter y con referencia a este tema, escribió: "Están pensando en comprar un avión, mientras que en tierra firme estamos rodeados por la inseguridad. Viven en las nubes". Por su parte, el diputado del Partido Nacional, Jorge Gandini, publicó en su muro de Facebook: "En vez de pensar en cómo bajar la presión impositiva, se les ocurre un nuevo impuesto. Achiquen el estado, por favooooooooooor. Desde ya comunico que habrá interpelación, después vemos a quién". Intentamos hablar sobre el tema con integrantes del Frente Amplio, pero tanto los cuatro candidatos a la presidencia de la coalición, así como algunos legisladores consultados, declinaron hacer declaraciones al respecto.


Compartir

Buscar en Librumface