Agobiado por deudas millonarias en dólares con la comuna, por la carencia casi total de mantenimiento y problemas estructurales que representan un riesgo para usuarios del edificio y transeúntes, el Palacio Salvo tiene los días contados. En el mediano plazo, los montevideanos deberán acostumbrarse a una ciudad que no contará con uno de sus íconos más emblemáticos, porque será demolido. Así lo hicieron saber los integrantes del Departamento de Acondicionamiento Urbano de la Intendencia de Montevideo, a los periodistas que se acercaron allí tras conocer las declaraciones, al diario El País, del presidente de la Comisión Administradora del emblemático edificio, Ricardo Romero: "Hoy en día el Palacio Salvo es inviable. No podemos pagar absolutamente nada desde hace mucho tiempo".

En una improvisada conferencia de prensa, el vocero del departamiento de la intendencia encargado del tema, Jorge Canossa, transmitió con firmeza, no exenta de pena, la decisión a la que habían arribado: "nadie discute lo que significa el Palacio Salvo para todos los montevideanos, pero no podíamos esperar más para tomar el camino que tomamos. Nadie nos perdonaría que ocurriera un accidente, y nosotros de brazos cruzados. Por otro lado, quizás menos importante pero importante al fin, debemos defender a los ciudadanos que son buenos pagadores".

Consultado sobre el hecho de que el Palacio Salvo forma parte del patrimonio histórico uruguayo (y, por lo tanto, no puede ser demolido), respondió: "es un tema a resolver, y estamos trabajando en eso. Lo único que puedo decir, por ahora, que el patrimonio histórico no apuntala edificios ni paga deudas".

Las declaraciones de Ricardo Romero, no tomaron por sorpresa a los jerarcas, que ya estaban estudiando el tema desde hace meses. Dijo Canossa, al respecto: "De forma discreta hemos ido estudiando el tema, porque no queremos que, una vez finalizada la demolición, quede el espacio vacío. Es por eso que hicimos diferentes consultas a organismos y empresas que pudieran estar interesadas en ubicarse en un punto estratégico de nuestra capital, y cuya instalación sea inmediata".

Preguntado por los proyectos presentados, Canossa contestó: "No podemos hablar de proyectos, se trató simplemente de consultas para expresiones de interés". Y continuó informando que "hasta el momento, se han acercado cuatro o cinco ideas que estamos evaluando: ampliación de las oficinas de Movistar, ante un eventual traslado a Montevideo de parte de la infraestructura que la empresa tiene en Buenos Aires; hay un pedido de la Comisión del Mausoleo, para la construcción de un museo artiguista, con traslado incluido de los restos del prócer; hay también una propuesta para la creación de un monumento a Gerardo Matos Rodríguez, creador de La Cumparsita. Burguer King también expresó interés en instalarse en la zona. Y hay alguna idea más que en este momento no recuerdo con exactitud, pero se trataría de otro monumento, en este caso a un político..."

Finalmente, Canossa comunicó que la intendencia colocará en su página web (http://montevideo.gub.uy) un formulario para que los ciudadanos se involucren y aporten ideas para encontrar, entre todos, un destino al espacio que dejará libre el edificio inaugurado en 1928.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

El estadio de Peñarol se techará si las mujeres aceptan no entrar por tres años

Kusturica: "la película de Mujica corre riesgo de no salir por quedarnos sin el apoyo estatal"

Dramático: un joven heterosexual tocó el cartel de Montevideo y se volvió puto


Compartir

Buscar en Librumface