benny hillLa Dirección General de Promoción y Desarrollo de la Intendencia de Paysandú hizo llegar a sus habitantes, por diferentes vías (entrega de volantes, así como también publicidad en radio y televisión), un pequeño folleto instructivo donde explica las precauciones y pasos a seguir en el caso de encontrarse en una situación no deseada en reuniones con amigos. El documento lleva por nombre “Los tiempos han cambiado, las reuniones con amigos ya no son lo que eran”. Más allá de que la publicación fue realizada para ser distribuida en el propio departamento del litoral uruguayo, lleva el auspicio del Ministerio de Salud Pública, del Mides y de Antel, situación que hace suponer un alcance nacional en un futuro cercano. El siguiente es un pequeño resumen de la información proporcionada a todos los sanduceros.

El folleto comienza diciendo: “Los tiempos han cambiado, las reuniones con amigos ya no son lo que eran. Hasta hace no mucho tiempo, participar de ese tipo de tertulias era sinónimo de festejo, alegría y (sobre todo) de tranquila seguridad. Sin embargo, como ocurre con muchas actividades de hoy en día (partidos de fútbol, bailes, recitales, etc.), los encuentros con amistades también pueden resultar peligrosos para los participantes incautos. He aquí una serie de recomendaciones a tener en cuenta, y que servirán para advertir si es conveniente permanecer allí o no”.

“Si un amigo lo invita a una parrillada, asegúrese de que la misma contenga algún tipo de carne”

“Si decide participar de la reunión, trate de hacerlo con su pareja e hijos. De no tenerlos, es válido llevar a una abuela, una tía mayor o similar”.

“Calcule, a intervalos regulares, la edad promedio de los asistentes a la fiesta. Si en algún momento ve que ese promedio baja sustancialmente, considere seriamente la posibilidad de retirarse”.

“Salero, mostacero, aceite, sachet de mayonesa y/o kétchup en la mesa… vamos bien. Azúcar impalpable, harina o polvo de hornear… hora de irse”.

“Si le presentan más de tres sobrinas durante la reunión, usted ya no debería estar ahí”.

“El alcohol en dosis aceptables relaja, desinhibe y ayuda a disfrutar del evento. Si en un momento determinado se encuentra bailando con un árbol, riéndose abrazado a una columna o hablándole al oído a una persona que tiene la quinta parte de su edad, ya no estamos hablando de una dosis aceptable”.

“Si la fiesta se realiza en un local de la empresa para la que usted trabaja, deberá extremar aún más las precauciones. Y si usted es un jerarca municipal de primera línea y la reunión transcurre en instalaciones de esa comuna, rocíese con algún líquido combustible y préndase fuego antes de hacer declaraciones a la prensa”.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

Dura crítica de la UNASEV a Fernando Tetes y Ricardo Leiva

El himno uruguayo ya no es el segundo más lindo del mundo

Nueva función de Vázquez Melo provoca el reclamo de la Dirección de Loterías y de las Agencias de quiniela


Compartir

Buscar en Librumface