alumnosDiversas habrían sido las razones que llevaron a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP, por sus siglas en español) a considerar seriamente la posibilidad de extender a un mes las próximas vacaciones de invierno del mes de julio, según hicieron saber a este medio una fuente cercana al ente rector del sistema educativo de primer y segundo nivel uruguayo. Un equipo multidisciplinario integrado por educadores, sociólogos, asistentes sociales, ingenieros civiles, agentes de viajes, sindicalistas y psicólogos, habría determinado la conveniencia de que, por única vez este año, los habituales quince días libres de los estudiantes se transformen en treinta. Oficialmente no existe confirmación al respecto, pero se espera de un momento a otro la resolución debido a que los plazos apremian.

Darle tiempo a las empresas constructoras a culminar o adelantar sus obras, generar un espacio mayor para mejorar la calidad del vínculo familiar, asegurarse un período donde se puedan atender de mejor manera los reclamos laborales de los docentes y hasta inclusive poder llenar las vacantes de cursos aún acéfalos en algunos liceos, fueron algunas de las razones esgrimidas por el grupo de estudio para llegar a la conclusión de la conveniencia de extender las vacaciones de invierno, siempre según nuestra fuente (de la que sólo diremos que tiene bigote). Sabemos además que un informe de unas trescientas páginas ya se encuentra en manos de las autoridades de la ANEP y que, en los próximos días, tomará una resolución al respecto. Nuestra fuente de bigotes nos confirmó que, inicialmente, las opiniones se encuentran divididas, a favor y en contra (como era de esperar).

Una rápida encuesta de nuestro portal a estudiantes de distintos niveles de la educación primaria y secundaria, tampoco encontró unanimidad. Muchos alumnos tomaron esta posibilidad con alegría porque les daría la oportunidad de disfrutar de más tiempo libre para compartir con sus familias, pero no fue menor el número de educandos que consideraron la medida como negativa, ya que les sería difícil retomar las clases después de tanto tiempo, además de la angustia que les generaría el estar lejos de sus compañeros.

Finalmente, nuestra fuente dejó en claro que, de aprobarse la medida, esta abarcará tanto a la enseñanza pública como a la privada, en el entendido de que todos forman parte del mismo sistema y que merecen tener las mismas posibilidades. Ante la pregunta de cómo harían las instituciones privadas para cobrar una cuota sin haber brindado el servicio durante un mes, la fuente de bigotes se encogió de hombros y se retiró sin decir palabra.

Todos los políticos de gobierno y de la oposición que fueron consultados declararon desconocer esta probable decisión de la ANEP y se excusaron de emitir comentarios hasta contar con mayor información.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

Se profundiza la crisis: Suárez y el Tata González renunciarían a la selección uruguaya

El documental de Kusturica sobre Mujica resultó ser una broma para ShowMatch

Detienen en México a uruguayos que querían pintar de blanco un mural de Diego Rivera


Compartir

Buscar en Librumface