brasil(Montevideo, Agencia EPS) El astrólogo búlgaro-uruguayo Boris Cristoff, en entrevista exclusiva otorgada al programa Día perfecto del Canal 12 local, anunció que (según sus cálculos) el gobierno de Brasil ha puesto en marcha hace ya varios meses, un plan para evitar por todos los medios a su alcance que la selección uruguaya clasifique al mundial a realizarse en su país, en el año 2014. Según Cristoff existe “una indudable coincidencia de la línea astral bélica de Brasil con la línea astral de la AUF que comenzó cuando Uruguay comenzó a perder puntos como loco, que llega hasta hoy y continua hasta fin de año, lo que permite visualizar claramente que Uruguay no clasificará al mundial.

Consultado por nuestra agencia, Cristoff profundizó en los conceptos volcados en el magazine televisivo: “Es muy simple. Desarrollé las cartas astrales de Brasil y de la AUF, de acuerdo a sus fechas de nacimiento. En el caso de Brasil aparece una extraña conjunción bélica con Uruguay desde el 2012, hecho que no coincide con la realidad, y me sorprendí. Es ahí que se me ocurrió pensar que quizás no fuera con Uruguay como país el conflicto, y al trazar la línea astral de la selección uruguaya, encontré las coincidencias que antes no aparecían”. La pregunta ineludible no se hizo esperar, con la información que surge de las cartas astrales, ¿cuál es el futuro de la selección uruguaya? Y la respuesta del mundialmente conocido astrólogo fue segura y firme: “Estoy 100% convencido de que Uruguay no va al mundial de Brasil, y mucho tendrá que ver el gobierno de Dilma Rousseff en esta debacle”.

Por otra parte, desde el Palacio de Planalto (sede del poder ejecutivo de Brasil) niegan cualquier actividad realizada por su gobierno para obstaculizar la clasificación de Uruguay a la competencia mundial del 2014. “Reconocemos sí, que existió un proyecto llamado ‘Quer Maracanã? Isto terá’ que incluía la posibilidad de invadir Uruguay a fines del 2013, en el caso de que clasificaran. Pero la propuesta fue descartada por mayoría, así como cualquier otra acción que distorsionara el proceso de las eliminatorias. Por lo tanto, los penales no cobrados y los puntos perdidos son problema de ellos y de los jueces, no nuestros”, señaló (mientras guardaba, discretamente, una foto de Lugano y del padre de Cavani llena de alfileres, en su escritorio) Mario Pão Cruz, encargado de deportes de la sede gubernamental.

Finalmente, concurrimos al llamado Complejo Celeste (lugar de concentración del seleccionado uruguayo). Grande fue nuestra sorpresa, al encontrar un ambiente de algarabía y festejo, muy contradictorio con el presente y el pronosticado futuro del equipo. Consultado por los motivos de tanta felicidad, un extrañamente eufórico Washington Tabárez (director técnico de la selección) exclamó: “Vení, tomate una con nosotros que estamos de fiesta”. Le hicimos saber de la información obtenida en Brasilia, pero casi sin escucharnos, se limitó a contestar: “Me tiene sin cuidado lo que hayan dicho en Brasil. Acá lo que importa es que Boris Cristoff dijo que no clasificábamos. ¡Estamos adentro! A ver, ¡José, servile acá al muchacho lo que pida! ¿Te quedás a comer?”.

Seguiremos informando.


Compartir