julian assange(Londres, Agencia EPS) EL Foreign Office (cancillería británica) anunció ayer a la prensa y al gobierno de Ecuador, que en el hipotético caso de que Julian Assange vuelva a asomarse al balcón de la embajada del país sudamericano, podrá ser capturado por la policía británica por encontrarse  dentro del espacio aéreo inglés. Esta declaración se apoya en un vacío legal existente en el acuerdo de Viena de 1961 que establece la imposibilidad de un país de ingresar a los edificios de las embajadas presentes en su territorio.

El Departamento de Asuntos Legales del Foreign Office determinó que el acuerdo firnado en Viena hace más de 50 años, estableció claramente cuál es la situación de los edificios donde se ubiquen las embajadas y los vehículos que sus diplomáticos utilicen, pero nada indica sobre el aire que cubre el inmueble. Esta omisión es la que le daría al gobierno británico la posibilidad de considerar esa parte de la atmósfera como espacio aéreo propio y a la policía la autorización para capturar al fundador de Wikileaks si sale al jardín o se asoma nuevamente al balcón. Ante la pregunta de un medio de prensa sobre la viabilidad de capturar a alguien que se encuentra tras un muro, el vocero respondió con una frase entre risas, cuya única palabra comprensible fue “eufemismo”.

julian assangeRafael Correa, presidente de la República del Ecuador, se enteró de la nueva situación en plena visita oficial al presidente Hugo Chávez. En la conferencia de prensa de ambos mandatarios, el tema fue ineludible: “En la tarde parto para mi país. Allí estudiaremos con nuestra cancillería los pasos a seguir”, fue el único comentario del presidente ecuatoriano. Por otro lado, Chávez también se hizo tiempo para plantear su punto de vista. En una alocución de dos horas y cuarto, el presidente bolivariano recorrió la historia del imperialismo inglés, de cómo los Estados Unidos aprendió muy bien la lección de su madre patria y la íntima relación entre el poder hegemónico yanqui-británico y el programa de gobierno de Henrique Capriles.


Hasta el momento del cierre de esta nota, el gobierno del Ecuador no ha emitido comunicado oficial alguno. Extraoficialmente, el estado sudamericano estaría manejando la posibilidad de enviar una batería antiaérea a su embajada en Londres, pero este hecho no fue confirmado por ninguna de nuestras fuentes en Quito. Seguiremos informando.

Compartir